Av. de la Mancha, 34, 28915 . Leganés (Madrid)
L-V 08:30 a 14:00-16:00 a 19:30 S 9:00 a 13:00

¿Cómo limpiar los faros de un coche quemados por el sol?

como-limpiar-los-faros-quemados-por-el-sol

Aparcar el coche en la calle en vez de en garaje suele darnos algún que otro quebradero de cabeza, sobre todo, cuando las temperaturas son muy altas y el sol puede estropear la carrocería de nuestro vehículo y, más concretamente, los faros.

Desde Neumáticos Tello nos preocupamos porque el mantenimiento de tu coche sea el correcto. Por ello, en otras ocasiones te hemos hablado de temas como:

En esta ocasión vamos a enseñarte cómo limpiar los faros de un coche quemados por el sol, aunque lo recomendable es que acudas a un especialista en pulido de faros.

¡Toma nota y deja tus faros como el primer día!

¿Por qué es tan importante limpiar los faros de un coche?

Aunque pueda parecerte un detallle estético sin importancia, la función de tus faros es que consigas ver bien de noche o cuando la luminosidad no es la adecuada. De esta forma, no es ninguna tonteria mantenerlos limpios y en perfecto estado ya que, con este sencillo mantenimiento, conseguirás mejorar la visibilidad del vehículo.

Además, unos faros limpios darán a tu coche un mejor aspecto, un factor que será imprescindible si lo que quieres es que se revalorice y venderlo al percio que se merece.

¿Qué necesitas para limpiar los faros de un coche?

Antes de ponerte manos a la obra, tendrás que asegurarte de disponer de los siguientes materiales:

  • Papeles de lija.
  • Liquidos protectores
  • Adaptadores
  • Esponjas
  • Cintas adhesivas

Pasos para limpiar los faros de un coche quemados por el sol

Ahora sí, vamos a enseñarte paso a paso cómo puedes poner a punto los faros de tu vehiculo.

  • Cubre la zona de alrededor de los faros con la cinta adhesiva, para evitar dañarlas durante el proceso.
  • Echa un poco de agua y empieza a utilizar las lijas. Si utilizas un kit, es posible que encuentres varios modelos por lo que tendrás que utilizarlas todas y echar agua en cada parte del proceso.
  • Pasa la esponja con pasta de pulir.
  • Una vez que ya tengas limpio el faro, tienes que poner el líquido protector. Para ello asegurate de que está completamente limpio y seco.
  • Para que todos los productos que has aplicado tengan el efecto deseado, es importante que no laves el coche hasta que no pasen al menos 24 horas.

Con el fin de que el resultado obtenido sea el mejor, compra siempre materiales de primera calidad.

Como has visto es un proceso sencillo y bastante económico, no obstante, si no te atreves a hacerlo tu solo, siempre puedes acudir a los profesionales que saben como tratar tu coche y devolverle el aspecto que se merece.

Aunque no es necesario decirlo, durante los días posteriores a la limpieza de los faros, lo mejor es que aparches el coche en la sombra para evitar que el sol eche a perder todo el trabajo que has realizado. Si no te es posible, piensa que con el tiempo tendrás el mismo problema y tendrás que limpiarlos de vez en cuando para asegurar que te aportan la máxima visibilidad.

¿Necesitas que te ayudemos con el pulido de tus faros? Contáctanos, pide tu cita en nuestro taller y dejaremos tus faros como nuevos.