Av. de la Mancha, 34, 28915 . Leganés (Madrid)
L-V 08:30 a 14:00-16:00 a 19:30 S 9:00 a 13:00

¿Merece la pena arreglar un motor gripado?

imagen de un motor gripado

Un motor gripado puede ser consecuencia de diferentes tipos de averías. Lo más común es que se trate de un fallo en el sistema de refrigeración o una falta de lubricación del vehículo.

Como ya sabes, en Neumáticos Tello nos preocupamos por el buen estado de tu coche. Por ello, te damos consejos profesionales sobre el mantenimiento y cuidado de tu vehículo.

Anteriormente te hemos hablado de:
¿Por qué se estropea un motor de arranque?
¿Cuánto cuesta cambiar el motor de un coche?

En este post, vamos a responderte a una pregunta muy frecuente: ¿Merece la pena arreglar un motor gripado? ¡No dudes más y sigue leyendo!

¿Qué es un motor gripado?

¿Tienes problemas con tu coche y en el taller te han dicho que el motor está gripado? ¿No sabes lo que significa? Pues bien, en Neumáticos Tello te lo enseñamos.

Si tu mecánico te ha informado de que el motor de tu coche está gripado… ¡Cuidado! Se trata de una de las averías más graves y costosas que puede experimentar un vehículo.

Un motor está gripado cuando dos o más piezas metálicas se bloquean por falta de lubricación. Alcanzan un exceso de temperatura al sufrir una fricción continua entre ellas.

¿Cómo detectar un motor en riesgo de griparse?

Llegados a este punto, es lógico que quieras anticiparte al peligro. Existen varias señales que indican que el motor de tu coche está a punto de griparse.
Uno de los indicios más claros es el sonido que emiten las piezas metálicas al chocar unas contra otras. Si no hay suficiente aceite para su lubricación, el sonido de estas piezas chocando será inconfundible.

Esto suele pasar sobre todo en los motores diésel. Si el motor no cuenta con una buena lubricación, sus piezas se empiezan a fusionar momentáneamente por el exceso de temperatura y comenzarás a experimentar tirones secos en la conducción. Esta sensación se puede comparar a frenazos automáticos y repentinos.

Otra señal de avería es el testigo de aceite encendido y la altura de la aguja de la temperatura. Si se encuentra más alta de lo normal, es probable que tu motor corra el riesgo de griparse.

¿Cómo se repara un motor gripado?

El gripaje del motor puede afectar a varios elementos como el pistón, cilindros, rodamientos, árbol de levas, la culata o el cigüeñal. Por ello, para repararlo es necesario extraer el motor del vehículo en frío y eliminar todo el líquido refrigerante que contenga antes de desconectar el escape.

Una vez el motor esté fuera de la estructura del coche, se puede proceder a valorar su estado y proceder a reparar las piezas que estén averiadas.
Como hemos comentado anteriormente, un motor gripado es una de las averías más graves que puede sufrir un coche. Por ello, debes tener en cuenta que, es probable, que te salga mucho más rentable proceder al cambio de motor que reparar sus daños.

Para ello, es imprescindible que cuentes con las recomendaciones de buenos profesionales. En Neumáticos Tello contamos con el mejor equipo de mecánicos que valorarán el estado del motor de tu coche y te aconsejarán la mejor solución para dejarlo como nuevo.
No esperes más y apuesta por la mejor calidad del sector. ¡Ahorra tiempo y dinero y dale a tu coche los cuidados que se merece! ¡Ven a nuestros talleres!